• Vegetarianizando mi dieta… y mi cocina

    by  • 06/12/2016 • Alimentación • 2 Comments

    verdura con cuscus de espelta

    Hace un año que decidí dar un paso importante en mi forma de alimentación y optar por seguir una dieta vegetariana. Os lo contaba aquí. Las motivaciones eran variadas pero se iniciaban por la necesidad de respetar al resto de especies. Ya lo había probado antes pero ahora quería darle una orientación mejor y, además de a los animales, respetarme a mí misma, por lo que necesité leer y documentarme bien para poder tomar decisiones no solo vegetarianas, sino vegetarianas saludables (se puede seguir una dieta vegetariana y comer fatal).

     

    En este recorrido que llevo realizado desde entonces, me he sentido bien. Lo confieso. No me ha costado mucho seguir ciertas pautas de alimentación y los efectos físicos de este cambio han sido notables. Lo más destacado:

     

    - Tengo más energía

    - He perdido el peso que me sobraba del embarazo (y no lo he recuperado)

    - Tengo muchísimo bienestar digestivo (y eso que no tenía grandes problemas)

     

    Además de no comer animales (no soy vegana, así que aún tomo productos que no les matan, aunque con mucho cuidado y de manera reducida), los puntos clave en mi forma de comer son los siguientes:

     

    - evitar azúcar y harinas refinadas

    - evitar la comida procesada (si lo puedo hacer yo, no lo compro)

    - no tomo leche (solo lácteos fermentados)

    - procuro comprar verdura y fruta ecológica siempre que puedo

     

     

    Sin embargo, hay otro punto que considero muy importante porque esta no es la primera vez que hago cambios en la dieta, pero sí es la que creo que será definitiva y la que realizo con mayor madurez (los años y los errores no pasan en balde). Por eso hay un punto que no tiene que ver con mi cuerpo sino con mi mente. Y lo puedo resumir así:

     

    - evitar cualquier tipo de extremismo

     

     

    Esto quiere decir que si un día toca hacer una excepción, la hago. Y me sienta bien. A mi cabeza, especialmente, porque soy muy disciplinada y esto a veces te lleva a ser muy rígida. Algo que no quiero en mi vida, porque ya lo he experimentado. Así que, aunque me siento tan bien comiendo sano que no suelo tener antojos demasiado malos, si un día toca comer un helado con mis hijos, lo disfruto. Si un día hay un dulce que alguien me ofrece, lo pruebo. De esta manera tampoco es algo tan ‘prohibido’ y tan malo como para sentir que por haberme salido del guion ya lo he echado todo a perder (típica mentalidad de esta faceta ‘extrema’ que os mencionaba). Supongo que eso depende de la personalidad. Y a la mía este tipo de educación, le viene bien.

     

    A la par que ha cambiado mi alimentación, ha tenido que cambiar mi forma de cocinar. Antes cocinaba poco, esa es la verdad. Resolvía con cosas muy poco originales y sin demasiada variedad. Ahora aprendo y disfruto con la cocina. Es verdad que no me pilla en la etapa de más tiempo para ello (mi bebé de 1 año es demandante en extremo y el mayor compite con él para llevarse su ración de mimos legítimos), así que hago lo que puedo. Pero he logrado resolver la situación a un nivel de iniciación que me tiene muy contenta.

     

    Para poder cocinar de acuerdo a mis nuevas ideas, me he ayudado mucho de Internet. Hay blogs fantásticos para aprender a cocinar. No solo porque den recetas estupendas (asequibles, sencillas, coherentes, deliciosas…) sino porque inspiran para generar recetas propias. Son una fuente muy valiosa para mí, y como una querida amiga me ha pedido que le haga un resumen, aquí os dejo los enlaces a los blogs-webs que me han “nutrido” de ideas y alimentos durante este primer año como vegetariana-saludable.

     

    FLEXIVEGETARIANOS-198x300
    En lugar destacado voy a citar a mi ‘gurú’ en la alimentación vegetariana porque de ella he aprendido lo más básico: las pautas, las claves y las ideas de base que necesito para tomar decisiones según mi criterio actual. Ella es Ana Moreno y tengo en mi cabecera su libro ‘FLEXIVEGETARIANOS‘, así como algún otro. Pero lo mejor ha sido su ‘curso para vegetarianos muy verdes‘ que imparte durante 10 meses con un sistema online fantástico. Unos vídeos llenos de información, de inspiración, y siempre con su toque personal (es una chica positiva, cariñosa y muy respetuosa). Os animo a seguirla y leer todo lo que publica.

     

     

     

    Sobre nutrición vegetariana me gusta leer dos blogs que son un poco ‘cañeros’. No me tomo de manera drástica todo lo que dicen, y lo interpreto, asumo, con relatividad, pero sus fundamentos son sólidos, así que aunque luego yo haga mis elecciones, sus contenidos me dan información útil:

     

    • Mi dieta cojea: un blog muy contundente porque ese es el estilo de su autor, Aitor Sánchez. No se anda con rodeos, y sacude las conciencias adormecidas para que no nos dejemos llevar por la costumbre o por el marketing de la industria alimentaria. A mí a veces me escuece leerle porque con mis hijos (el mayor, principalmente) no tengo mucho éxito en mis esfuerzos por vegetarianizar su alimentación y cada post de Aitor es una sacudida que me hace sentir torpe porque no consigo algo que parece sencillo. No obstante, como lo que dice es cierto y tiene mucha razón, le sigo. Con algo de pesadumbre por este tema que os comento, y no siempre tengo el cuerpo ‘para esas sacudidas”,  pero le sigo.
    • Dime qué comes: es un blog en la línea del anterior porque su autora, Lucía Martínez Argüelles, tiene el mismo estilo contundente y certero. No hace concesiones a lo complaciente. Dice muchas verdades aunque escuezan y es una sacudida también para despertar. Aitor Sánchez, ella y Bábara Sánchez han dado forma a un centro de nutrición en Madrid que sigue su escuela y resulta muy atractivo: ALERIS. Así que su labor no termina. Son muy productivos y conviene leerlos.

     

     

    Y para poder cocinar cosas ricas, vegetarianas y saludables, no dejo de seguir a:

    • Cocinando el cambio: de los primeros que seguí. Muy imaginativo. Es de gran ayuda para no echar de menos ninguna de las recetas con productos animales, porque realiza versiones muy fáciles para adaptarlas. Tiene canal de youtube y, de entre las recetas archivadas para probar, tengo pendiente atreverme con su helado de plátano y té matcha.
    • Begin Vegan Begun: también es uno de mis blogs de cabecera. Me gusta porque puedo hacer casi todo lo que propone. No sé vosotras pero cuando leo blogs de cocina y la lista de ingredientes es muy compleja, me echo para atrás. No sé de dónde sacan tanta imaginación para hacer un montón de recetas siempre originales y muy sabrosas. Muy fan de sus galletas de avena y limón. Tenéis que probarlas.
    • Mediolimón: me fascinan sus recetas dulces que siempre dan ideas que se pueden adaptar, cambiar o reinventar. Gracias a ella he aprendido a hacer estas galletas de mantequilla (uso la mantequilla de coco) que no pueden ser más sencillas y deliciosas.
    • Danza de Fogones: es uno de los más profesionales. Son veganos y muy coherentes con su postura ética. Tienen una forma de cocinar muy asequible, así que son recetas sencillas, apetitosas y muy prácticas. También imparten talleres y editan ebooks temáticos. No os perdáis sus ‘patatas deluxe
    • Living las Vegans: recetas muy imaginativas y mucha capacidad para ‘veganizar’ algunos platos que llevan carne, por lo que es muy práctica para que no aburrirse con las recetas de siempre. En su blog puedes encontrar versiones veganas de comida oriental, mexicana… postres y tartas crudiveganas… A mí siempre me sorprende. Entre mis básicos están sus magdalenas de chocolate y naranja‘, y los bocaditos de brócoli y espinacas. Y tengo que probar en cuanto pueda sus ‘minitartitas crudiveganas heladas‘.
    • Delantal de Alces: empecé a seguirlo porque vi algún dulce muy apetecible pero después he ido sucumbiendo a recetas de todo tipo. Son muy espectaculares pero no dan miedo. En su blog, Cris y Lluís explican cómo sustituir algunos ingredientes o cómo adaptar las recetas según tu despensa, así que son recetas bastante flexibles, que son las que realmente se aprovechan. Estoy deseando probar a hacer su pastel de verdura y su cheescake de chocolate y nueces. Tienen un especial sobre hamburguesas veganas que no puede ser más sugerente.
    • Lala Kitchen: el blog de Elka Mocker es otra dimensión. Sus recetas intimidan al principio porque son cuidadas de principio a fin y suelen englobar varias recetas en una. Es decir, de una receta suya sacas montón de ideas para adaptar. Pero todo funciona. Con ella he aprendido a hacer la coliflor especiada al horno, el cuscus’ de coliflor, unas trufas deliciosas… Y todo lo que me queda por aprender. Ha publicado varios ebooks super atractivos y es de las primeras a las que sigo.
    • Venu Sanz: es una chef magnífica con ideas de cocina muy vistosas pero asequibles. Además hace talleres presenciales/online y tiene un estilo muy directo y amigable. Especialmente en el ámbito de los dulces (justo acaba de sacar un taller online muy apetecible sobre este tema)
    • Mis recetas Anticáncer: la doctora Odile Fernández despierta controversia porque hay quien cuestiona las afirmaciones rotundas sobre las propiedades anticancerígenas de ciertos alimentos. Por mi parte, sigo sus recetas porque son apetecibles y porque está claro que los hábitos juegan un importante papel en la prevención de enfermedades. No tengo la formación ni el criterio médico para descubrir cuánto de verdad hay en todas las afirmaciones (justificadas siempre por estudios, pero también las de sus detractores, ya que hay estudios para casi todo), pero las evidencias que no son cuestionables son las que hablan del papel que una alimentación con predominancia de frutas, verduras, semillas, frutos secos, germinados, tubérculos y legumbres es una potente herramienta para la salud. De ella he aprendido a hacer las lentejas con berenjena, manzana y cúrcuma, que me apasionan, asi como las coles de bruselas con salsa de cúrcuma, miel y mostaza.
    • El cucharón verde: es de los últimos que he descubierto y según voy viendo sus recetas me las voy guardando en ‘favoritos’ para probar. No es 100% vegetariana pero la mayoría de sus recetas dan prioridad a los productos vegetales.  Me encantan sus dulces: las galletas de avena y cacao, y tengo a punto de probar las croquetas de mijo.
    • Escuela de vida lenta: es más que un blog de recetas porque su autora, Gala Rodríguez, lleva a cabo toda una verdadera misión para ayudarte a cambiar de hábitos y a incorporar nuevas pautas de alimentación saludable en el día a día. Me gusta mucho leer sus artículos y seguirla en Instagram (cojo ideas para mis platos del día a día, o para alguna alternativa para dar a mis hijos _tarea titánica como he mencionado antes_)

     

    About

    2 Responses to Vegetarianizando mi dieta… y mi cocina

    1. 06/12/2016 at 6:52 pm

      Hola Marta,

      Estamos súper contentos por saber que te gusta tanto nuestro blog y esperamos que sigas disfrutando cada día más de la cocina vegetariana. :)

      Un abrazo!

    2. 19/12/2016 at 6:11 am

      ¡Muchísimas gracias Marta por mencionar mi blog! Ya me contarás si pruebas las croquetas de mijo :) .

      Un abrazo grande

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    WP-SpamFree by Pole Position Marketing