• ¿Te animas a probar el ‘Mindfulness’?

    by  • 05/05/2016 • emociones, madres, motivación, Organización, Uncategorized • 0 Comments

    equilibrio

    Llevamos tiempo escuchando hablar de ello pero nos llegan ideas vagas… ¿Es concentración? ¿Es una técnica antiestrés? ¿Por qué ahora está de moda? ¿Y cómo podemos incorporarlo a nuestra vida? ¿De verdad funciona? ¿Cuál es el secreto? Francisco Montesinos es doctor en Psicología, psicólogo clínico y profesor universitario. A través de los cursos de ‘Mindfulness activo’ que imparten en en el centro Instituto ACT, ayuda a sus alumnos a mejorar la capacidad de concentración, de atención al momento presente y a ordenar prioridades. Hablamos con él de esta nueva técnica que cambia la vida de quien la conoce y practica. ¿Nos puede ayudar a las madres? Por supuesto que sí. Vamos a descubrir cómo:

    franciscomontesinos

    P: ¿Qué es MINDFULNESS?

    R: El mindfulness, también llamado atención plena, es una práctica que tiene una larga tradición en Oriente y que en las últimas décadas se está popularizando en Occidente sobre todo gracias a la adaptación que ha realizado la psicología científica. Incluye técnicas de meditación que nos permiten aprender a ser más conscientes de nuestra experiencia, estar más centrados en el presente sin dejar que las preocupaciones, el malestar o los recuerdos, nos alejen del aquí y ahora. Es observar nuestra experiencia interior sin juzgar. Con frecuencia nos encontramos conectados con miles de personas a través de Internet y sin embargo desconectados de nosotros mismos o de nuestros seres queridos. Practicar el mindfulness significa aprender a estar más conectados con nuestro propio cuerpo, nuestras sensaciones, nuestras inquietudes, nuestros sentimientos…Y es algo que cualquiera puede aprender a través de la práctica, por medio de un entrenamiento.

    P: ¿Para quién está destinado?

    R: Cualquiera puede beneficiarse de la práctica del mindfulness. Recientemente se han desarrollado aplicaciones específicas basadas en la evidencia científica, la Reducción de Estrés Basada en Mindfulness y la Terapia Cognitiva Basada en Mindfulness, la primera orientada a manejar mejor el estrés y la segunda para superar la depresión. En mi opinión, las personas que más partido pueden sacar son aquellas que están sobrecargadas de responsabilidades o que viven aceleradas, siempre corriendo, que sienten que se les pasan los días casi sin enterarse, que no consiguen disfrutar del presente, que no consiguen pararse a pensar cuáles son sus verdaderas prioridades en la vida, o aquellas que están continuamente luchando contra sus sentimientos o pensamientos. Muchas personas tienen dificultades para aceptar la tristeza o la incertidumbre, o tienden a sentirse culpables o preocupadas con frecuencia, o a tener todo controlado, y el mindfulness puede ayudarles a hacer las paces consigo mismas y conseguir más serenidad. Muchos de nosotros nos pasamos la vida posponiendo la felicidad y los buenos momentos, a la espera de tener tiempo, de que lleguen las vacaciones o la jubilación, de que llegue una época en que tengamos menos trabajo, que los hijos crezcan, que mejore nuestro estado de ánimo o nuestra salud o el clima en nuestra empresa… Sin embargo, con frecuencia esta tendencia a posponer es una trampa, porque siempre encontramos nuevas excusas y al final se nos van los años, y nos olvidamos de que lo único real es el presente. El mindfulness nos aporta recursos para estar más centrados en el presente y vivir con más plenitud el día a día.

    P: ¿Qué necesitamos para empezar?

    R: Empezar es fácil. Basta con tomar la decisión de dedicarnos un tiempo para nosotros mismos y tener alguna práctica inicial. Como requiere un entrenamiento, recurrir a un grupo o un experto puede resultar de gran utilidad. Los programas más populares en la actualidad para introducirnos en la práctica del mindfulness dedican unas 2 horas semanales en grupo a lo largo de 8 semanas (más práctica individual en casa), y nos permiten adquirir algunas herramientas básicas y comenzar nuestra práctica de forma sistemática. También existen libros con CD, aplicaciones de móvil, vídeos en Internet… que nos pueden familiarizar con el mindfulness.

    P: ¿Y después? ¿lo practicamos solos? ¿hay que seguir “yendo a clase”?

    R: Una vez que hemos comenzado a practicar con un experto que nos guíe y nos aporte algunas claves, será más fácil continuar solos. También tenemos la posibilidad de unirnos a un grupo de práctica o de realizar cursos o retiros que nos permitan profundizar.

    P: ¿Cómo las técnicas de MINDFULNESS nos pueden cambiar la vida?

    R: Poco a poco podemos conseguir que el mindfulness no se restrinja sólo al tiempo de práctica de meditación, y que vaya poco a poco impregnando nuestra vida. De esta forma podemos aprender a ser más conscientes de nuestras reacciones emocionales automáticas, ver con mayor claridad lo que ocurre cuando reaccionamos de forma automática y nos dejamos llevar por las emociones. Podemos aprender a relacionarnos con los pensamientos como lo que son, como productos de nuestra mente, a desarrollar la afectividad y compasión con nosotros mismos, a conocer mejor nuestros sentimientos más profundos, y así mejorar nuestras relaciones con los seres queridos, canalizar mejor nuestras emociones, y en definitiva tener más paz interior y alcanzar una mayor serenidad.

    P:  ¿Por qué ahora? ¿Por qué lo necesitamos?

    R: Nuestro estilo de vida nos lleva a vivir cada vez más acelerados, a sobreimplicarnos en más actividades, más relaciones, a sobrecargarnos con más exigencias. Pero además, las nuevas tecnologías, con todas sus ventajas, ya que nos han permitido vivir con más comodidades, acceder a mucha más información, o aumentar las posibilidades de estar en contacto con personas que están lejos, también han supuesto una saturación considerable de estímulos en nuestras vidas. Llamadas telefónicas, mensajes de móvil o de correo electrónico, notificaciones en redes sociales, están continuamente reclamando nuestra atención y una respuesta a inmediata, que en ocasiones nos lleva o bien a funcionar en “multitarea”, haciendo varias cosas a la vez, o disminuyendo la atención que dedicamos a lo más importante. El mindfulness supone la posibilidad de “reeducar” nuestra atención, volver a estar centrados en una sola actividad, concentrándonos al máximo en una sola cosa, que puede ser una comida, un sentimiento, o una conversación, poniendo así nuestra energía en el presente y en la persona o en lo que está ocurriendo delante de nuestros ojos, y a la vez más conectados con nosotros mismos, con nuestro interior.

    P:  ¿Qué NO es MINDFULNESS?

    R: No hay nada mágico ni misterioso en el mindfulness. Tampoco es algo místico o religioso, aunque forme parte esencial de la religión budista, su práctica no implica ser budista ni formar parte de un grupo religioso. Asimismo, tampoco es una técnica de relajación, y aunque pueda aportarnos mayor serenidad a nuestra vida, el objetivo no es eliminar la ansiedad ni luchar contra las emociones, sino más bien aprender a aceptar las emociones que menos nos gustan, darles salida y permitir que fluyan sin enredarnos en ellas. El mindfulness no elimina el estrés ni el malestar de nuestra vida, pero nos ayuda a afrontar la existencia de manera más afectuosa y compasiva con nosotros mismos y con los demás, permitiéndonos vivir el estrés y el malestar de otra manera.

    P:  ¿Cómo podemos encontrar un buen profesional que nos ayude a aprender la técnica?

    R: Mi consejo es informarse a través de conocidos y sobre todo recurrir a profesionales con experiencia. En mi opinión, los psicólogos, como expertos en el comportamiento humano y las emociones disponemos de recursos para adaptar la técnica a cada persona y a sus necesidades.

    P: ¿Cómo puede mejorar el día a día de las madres?

    R: Sabemos que ser madre es una experiencia única y maravillosa que a la vez comporta una enorme responsabilidad, que para algunas mujeres es difícil de llevar en algunos momentos, sobre todo cuando se dispone de poco apoyo o cuando se acaba perdiendo el espacio personal en pos de la familia y el trabajo. En nuestro centro, Instituto ACT, vemos a muchas madres muy estresadas y con muchas dificultades para gestionar este estrés. Vemos que en ocasiones el estrés les lleva a vivir como si estuvieran en una carrera continua, con el “piloto automático”, llegando a veces a perder el control y gritar a sus hijos o a estar todo el día básicamente pendientes de resolver cuestiones prácticas sin oportunidad de disfrutar. Esta manera de funcionar se convierte en un hábito y se pierde la oportunidad de vivir momentos irrepetibles con los hijos, de conectar con los propios sentimientos, de vivir las actividades diarias con serenidad, o de mantener un espacio para la pareja o para las propias necesidades. La práctica del mindfulness puede hacer a las madres más conscientes de sus sentimientos, ayudarles a “levantar el pie del acelerador”, reconocer sus necesidades y reorganizar prioridades, parar y disfrutar más conscientemente de un gesto, una mirada, una expresión de afecto, de ver a los hijos dormir, ver cómo cambian y aprenden cada día, de un olor, saborear una comida, contemplar una puesta de sol… en definitiva, vivir plenamente esos pequeños momentos que pueden dar sentido a nuestra vida.

    P: ¿Se puede enseñar MINDFULNESS a niños? ¿Nosotras las madres podemos transmitirles de alguna manera sus beneficios?

    R: Aunque no siempre es fácil, sin duda las madres pueden enseñar a los hijos las ventajas de hacer una actividad con serenidad y concentración, paso a paso, observando cada detalle, sin prisas… Dando ejemplo y ayudando a crear hábitos. Enseñar a levantar ese pie del acelerador que he mencionado y deleitarse con una actividad conectando con lo que se siente en el momento. Enseñarles la capacidad de estar centrados en una sola cosa y no estar todo el día funcionando en “multitarea”. Y por supuesto, esto es más probable que lo consigamos si las propias madres incorporan el mindfulness en su vida.

     

    “Considerando la velocidad de vértigo a la que todo está cambiando y la tendencia de nuestros tiempos a estar cada vez menos conectados con el presente y con nosotros mismos, y a funcionar en “multitarea”, creemos que cada vez va a ser más necesario que incorporemos las técnicas de mindfulness para compensar esta incesante presión y seguir disfrutando del aquí y ahora.”

     

    P: ¿Pasará de moda el MINDFULNESS o ha llegado para quedarse?

    R: El mindfulness ha supuesto una verdadera revolución. Cada vez más personas lo están descubriendo y practicando. Como ya he mencionado, considerando la velocidad de vértigo a la que todo está cambiando y la tendencia de nuestros tiempos a estar cada vez menos conectados con el presente y con nosotros mismos, y a funcionar en “multitarea”, creemos que cada vez va a ser más necesario que incorporemos las técnicas de mindfulness para compensar esta incesante presión y seguir disfrutando del aquí y ahora.

    P: ¿En qué consisten los cursos de mindfulness que impartís en vuestro centro? ¿Quiénes los imparten?¿Quiénes suele acudir?

    R: En Instituto ACT impartimos cursos de “Mindfulness Activo” en grupos reducidos, en sesiones de 2 horas  semanales en grupo (una tarde a la semana durante 8 semanas) y práctica individual en casa. El curso lo imparte un psicólogo con experiencia en psicología clínica y en mindfulness. Lo llamamos Mindfulness Activo porque pretendemos que los participantes lo apliquen activamente para mejorar su vida, de manera que no se convierta en una evasión, sino que lo puedan utilizar para mejorar aquellas facetas de su vida con las que se sienten menos satisfechos, como podría ser la comunicación con su pareja, o la educación de los hijos, o el tiempo de ocio… En definitiva, nuestro objetivo es que la práctica del Mindfulness tenga un impacto real en la vida de la persona. Acuden personas de todo tipo, sobre todo gente que se siente desbordada y que, no considera que necesite un psicólogo, pero que sí necesita respirar y dar un nuevo aire a su vida.

     

     

    untitled-poster

    Más información sobre los cursos de Mindfulness Activo en www.institutoact.es Tel. 913457413. E-mail: info@institutoact.es. Las personas que cuando soliciten información mencionen la web de “mamá en forma” tendrán un 10% de descuento en la inscripción.

    About

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    WP-SpamFree by Pole Position Marketing