• Reflexiones de aniversario

    by  • 28/06/2016 • Emociones, Maternidad, Postparto • 0 Comments

    embarazo y primer añoHoy hace un año que me convertí en la mamá de J. Ha sido un año intenso. Intensísimo. Reconozco que me ha sorprendido mucho cómo la tarea de cuidar de dos puede hacer que te sientas desbordada buena parte del tiempo. Son solo dos… me he repetido con frecuencia. Pero son dos con necesidades diferentes, con mucha demanda, con ritmos distintos… Son dos que me necesitan a mí para muchas cosas.

    Los 3 años de R. tampoco ayudaron demasiado… Fue una etapa de cambios, de frustraciones… Ahora sigo teniendo mucha tarea pero veo que hay cosas superadas y eso me da perspectiva. Y me da un poquito de paz. Ya les veo jugar juntos; ya J. no es tan frágil y se intenta defender. Está empezando a andar y todavía para R. es frustrante que le quite cosas para tirarlas, y que no sepa seguir ninguna instrucción o indicación directa. Pero creo que se ha habituado a la compañía que le ofrece, y la mirada de admiración con la que le mira. Y le gusta.

    Como madre este año ha sido una dura prueba para mantener la cordura porque no ha habido tiempo para nada. Literal. Yo antes creía que las madres exageraban. Ahora me trago mis ideas teóricas sobre cómo criar hijos ajenos. Ahora soy víctima de haber dejado muchas cosas aparcadas y estar volcada en la logística. Pura y dura. Solo gestionar aspectos prácticos a un ritmo desordenado y caótico.

    ¿Qué me ayuda en este tiempo?

    • Intento aferrarme a la idea de que en cada momento hay que estar presente en lo que se está haciendo. Si cuando paso los días resolviendo temas de crianza y cuidado me pongo a pensar en todo lo creativo que podría hacer siguiendo alguno de mis hobbies, me sentiría frustrada por no poder hacer nada. Sé que es una etapa. He elegido esto y me gusta. Por supuesto que necesito huecos, pero mientras llegan, trato de no desear algo que llegará más tarde. Me concentro en el presente y me funciona.
    • También me ayuda tener expectativas reales. Es que no falla: si un día diseño ‘ese rato’ que voy a tener para mí, ese día justo todos los astros se alinean y no solo no llega ese momento sino que el día se tuerce por completo. Así que no hago demasiados planes para encontrar esos paréntesis. Los improviso. De pronto tengo al padre ocupado con ellos, los niños medianamente tranquilos, no hay urgencias, está todo en orden…. y me escapo a correr, a hacer Pilates, a coser…
    • Priorizar. Es fundamental. Cuando llegan esos minutos de calma que anhelamos no sabemos qué hacer, si resolver algo práctico, descansar o disfrutar con nuestras cosas. Me cuesta aún mucho pero si priorizo y veo qué es lo más urgente (si estoy a punto de estallar, ese día la urgencia será distraerme, pero si estoy agotada la urgencia será sentarme un rato), el resultado suele ser mejor.
    • Identificar necesidades. Este es el punto más difícil para mí y el que me estoy trabajando ahora. Hasta hace poco intentaba echar a las espaldas todo tipo de retos y tareas. Parece que quería demostrar a los demás eso de “PUEDO, PUEDO”. Al final sí, podía, pero a menudo con un coste alto (enfado, malestar, mal humor…). Creo que ese intento por resultar ‘mejor’, ‘valiosa’, ‘capaz’ es algo que arrastramos desde lejos y está relacionado con la necesidad de ganar el aprecio o ganar el valor. Cuesta asumir que nuestro valor es innato. Que no valemos más por lo que hacemos. Que no hay que demostrar (¿quién no lo ha sentido?). Y esto es lo que está mejorando mi día a día una barbaridad. Cuando a algo no llego, lo dejo. Cuando me siento necesitada de fuerza, descanso o relax, lo identifico y trato de resolverlo. No me resulta fácil pero cuando funciona noto los beneficios. Debe ser que el camino está por ahí.

    Poquito a poco voy mejorando la gestión de esta ‘bimaternidad’ que parece poca cosa y a mí me tiene revolucionada.

    Seguro que vosotras también tenéis vuestros trucos para gestionar mejor las energías (limitadas) y el tiempo (limitadísimo también). Contádmelo a ver si entre todas damos con más claves.

    Abrazos.

    About

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    WP-SpamFree by Pole Position Marketing