• Qué difícil parece…

    by  • 02/05/2013 • Emociones • 0 Comments

    naturalezaNo nos vamos a engañar. Antes de ser madres solíamos tener todo más o menos organizado. Y más o menos éramos capaces de cuidar de nosotras mismas. Era una opción, al menos. Ahora con el peque o la enana en casa es todo muuuuucho más complicado. Y no nos habíamos planteado que podía ser así. A mí al menos me parecía exagerado cuando escuchaba a otras mamás hablarme del poco tiempo libre que tenían. Hoy me trago el escepticismo y lo admito: es complicado encontrar un hueco para mí.

    Pero tras esta primera afirmación honesta, nos podemos poner manos a la obra. El tiempo ya no es ese amigo que nos permite improvisar y dedicar largas jornadas a hacer lo que hayamos planificado para estar en forma. Ahora vamos corriendo a todas partes y no podemos perder un minuto. Pero somos ‘multitarea’, ¿no es así? Y vamos a utilizar nuestras armas de mujer (organización, capacidad de atender mil cosas a la vez, determinación, constancia…) para lograr combinar nuestros objetivos.

    Para cuidar de otros es imprescindible cuidarse, y en eso estamos. No hace falta ser muy ambiciosas, seamos realistas. Y no nos vamos a ir a extremos: con encontrar un hueco en el día con el que podamos contribuir a estar mejor ya nos estaremos cuidando. ¿No os parece?

    Esa es la idea. Disponer de algunas claves para poder realizar movimientos y ejercicios cuando menos lo esperéis. Jugando con los niños, sentadas frente al ordenador… El cuerpo es una herramienta muy valiosa y nunca descansa. Vamos a darle unas pautas para que trabaje a nuestro favor.

    Motivación ya tenemos, ahora solo nos falta iniciar el camino.

    ¡Adelante!

    About

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    WP-SpamFree by Pole Position Marketing