• Qué difícil parece…

    by  • 02/05/2013 • Emociones • 0 Comments

    naturalezaNo nos vamos a engañar. Antes de ser madres solíamos tener todo más o menos organizado. Y más o menos éramos capaces de cuidar de nosotras mismas. Era una opción, al menos. Ahora con el peque o la enana en casa es todo muuuuucho más complicado. Y no nos habíamos planteado que podía ser así. A mí al menos me parecía exagerado cuando escuchaba a otras mamás hablarme del poco tiempo libre que tenían. Hoy me trago el escepticismo y lo admito: es complicado encontrar un hueco para mí.

    Pero tras esta primera afirmación honesta, nos podemos poner manos a la obra. El tiempo ya no es ese amigo que nos permite improvisar y dedicar largas jornadas a hacer lo que hayamos planificado para estar en forma. Ahora vamos corriendo a todas partes y no podemos perder un minuto. Pero somos ‘multitarea’, ¿no es así? Y vamos a utilizar nuestras armas de mujer (organización, capacidad de atender mil cosas a la vez, determinación, constancia…) para lograr combinar nuestros objetivos.

    Para cuidar de otros es imprescindible cuidarse, y en eso estamos. No hace falta ser muy ambiciosas, seamos realistas. Y no nos vamos a ir a extremos: con encontrar un hueco en el día con el que podamos contribuir a estar mejor ya nos estaremos cuidando. ¿No os parece?

    Esa es la idea. Disponer de algunas claves para poder realizar movimientos y ejercicios cuando menos lo esperéis. Jugando con los niños, sentadas frente al ordenador… El cuerpo es una herramienta muy valiosa y nunca descansa. Vamos a darle unas pautas para que trabaje a nuestro favor.

    Motivación ya tenemos, ahora solo nos falta iniciar el camino.

    ¡Adelante!

    About

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    WP-SpamFree by Pole Position Marketing