• Las preguntas más frecuentes sobre el Método Pilates

    by  • 31/05/2013 • Movimiento • 1 Comment

     

    pilates

     

    Es una de las primeras conversaciones que suelo tener con nuevas alumnas. Todas traen alguna expectativa o idea preconcebida, muchas de ellas alejadas de lo que realmente van a encontrar en una clase de entrenamiento con este método.

    Voy a intentar despejar algunas de estas dudas para compartirlas con vosotras, por si también habéis tenido dudas similares.

     

    ¿El método Pilates es un ejercicio para relajarse?

    No. En principio. El método Pilates es un sistema de entrenamiento muscular que sobre todo busca ejercitar la elasticidad y la fuerza. Su peculiaridad es que sobre todo incide en unos músculos determinados (el ‘core’ o centro del cuerpo). Estos músculos no se activan con movimiento sino con sensaciones, de ahí que este entrenamiento requiera de una especial concentración para aprender a identificarlos, activarlos y ‘usarlos’ ya en movimiento. Esta concentración para muchas personas supone dejar de pensar en otras cosas, focalizar en el trabajo que se está realizando. Por ello, para muchas alumnas el método Pilates resulta ‘relajante’. Se dejan las preocupaciones en casa y se trabaja con ‘cuerpo y mente’ en sintonía.

     

    ¿El método Pilates cura los dolores de espalda?

    El método Pilates como sistema de entrenamiento es una actividad para ser practicada en salud. Es decir, las patologías deben derivarse a los profesionales que trabajan con ellas (fisioterapeutas, etc.). Existe un uso del método pilates para rehabilitación, pero será aplicado por este tipo de profesional en sesiones individuales. Como sistema de entrenamiento el método Pilates contribuye a aliviar los dolores musculares producidos por malas posturas y por desequilibrio en el reparto del trabajo muscular (unos músculos trabajan demasiado para compensar que otros músculos están excesivamente laxos). También previene el dolor de espalda porque trabaja mucho la elasticidad de la columna.

     

    ¿Es mejor el método Pilates con aparatos o en sesión de ‘suelo’ (mat)?

    Hay quien piensa que el ‘veradero’ Pilates es el que se practica dentro de estas estructuras tan llamativas formadas por madera, metal y muelles (Pilates aparatos o Pilates ‘studio’, etc). En realidad Pilates creó su método sin emplear esta serie de artilugios. Fue después, cuando trabajó con enfermos encamados, que ideó estas estructuras para poderles movilizar con un sistema de muelles y poleas, con el fin de que pudiesen adaptar los ejercicios originales a su situación. Por lo tanto, el método Pilates en colchoneta (mat) es tan válido como el que se practica mediante estos aparatos. La ventaja del uso de colchoneta es que permite clases colectivas (con aparatos es más difícil porque requieren de más atención por parte del instructor para colocar bien la tensión de los muelles) y trabaja muy bien con autocarga (el peso del propio cuerpo). Yo, personalmente, soy una gran defensora del Pilates-mat.

     

    ¿Voy a adelgazar practicando Pilates?

    Por sí mismo, solo por añadir esta rutina de ejercicios NO vais a adelgazar, aunque como toda actividad física tiene un efecto interesante sobre el estado físico en general. El método Pilates no es un ejercicio focalizado en la quema de grasa, así que para realizar un entrenamiento completo sería bueno combinarlo con una actividad aeróbica (caminar, correr, nadar, bailar…). Pero el método Pilates os va a ayudar mucho a tener una mejor figura, ya que vais a entrenar la musculatura central del tronco (abdominales transversos, oblicuos y musculatura de la espalda) así como otros músculos cuyo estado cambiará y presentará un aspecto tonificado y menos flácido. Además si trabajáis con peso (en Pilates se emplea mucho la ‘autocarga’, usar el propio cuerpo como peso) el cuerpo se volverá más musculoso y un cuerpo más musculoso es un cuerpo que consume más grasa en su actividad cotidiana.

     

    Estoy embarazada, ¿puedo hacer Pilates?

    Sí, el método Pilates puede adaptarse a una mujer embarazada. Pero hay que adaptar los ejercicios al estado de la mujer, según el trimestre del embarazo, por eso yo recomiendo que si estás embarazada acudas a un grupo específico de Pilates para embarazada sobre todo si nunca lo has practicado.

     

    Si he dado a luz recientemente, ¿puedo hacer Pilates?

    Depende del tipo de parto tendrás que esperar a que tu médico te confirme que puedes hacer ejercicio (si tienes suerte y te ofrece un buen asesoramiento, vigilará la recuperación de tu periné, entre otros factores, para confirmar que aproximadamente 4-6 semanas después del parto estás en condiciones de iniciar la actividad física). Mucho antes (consulta con tu matrona, si puedes) es posible iniciar la recuperación del suelo pélvico, que es la clave para que después el resto de actividad sea segura y no aporte presión a esta musculatura. De hecho, el método Pilates te ayudará a seguir reforzando el tono de estos músculos pero para hacer un buen trabajo debe hacerse en correcto ‘orden’ (primero siempre la recuperación del suelo pélvico, y una vez retomado el tono muscular adecuado, pueden iniciarse el resto de ejercicios).

    En caso de cesárea estamos ante una situación diferente: aparte de la recuperación del suelo pélvico (que también ha trabajado durante el embarazo y tal vez durante el parto si se inició antes de llegar a la cesaréa), existe el factor importante de la cicatrización y recuperación de la cirugía. Aquí, de nuevo, será el profesional médico el que nos tenga que orientar.

    ¿Por qué el Pilates es una actividad ‘cara’?

    La política comercial de cada centro se lleva a cabo según diferentes parámetros pero hay algunas cosas a tener en cuenta, sobre todo el tamaño del grupo (cuando más reducido sea el grupo más coste tiene para el centro), el equipamiento  y la capacitación del instructor (hasta hace años y aún hoy en día varias marcas han estado compitiendo por la marca y por gestionar las capacitaciones de los instructores aplicando tarifas elevadas para determinadas certificaciones. No entro ahora a valorar la conveniencia o no de este tipo de sistema pero la realidad es que es algo que encarece la formación del instructor y afecta al precio final del servicio que se presta. También debéis tener en cuenta el conjunto de servicios que ofrece el centro en cuestión. No es lo mismo una academia de danza pequeña que un complejo deportivo orientado al wellness con spa y tratamientos de belleza. En ambos lugares podéis obtener una buena formación (dependerá en un 90% del instructor/a que tengáis) pero los precios a veces incluyen otras cosas.

     

    ¿El Pilates se parece al yoga?

    Hay elementos que los hacen próximos porque trabajan una musculatura que se activa mediante sensaciones, se potencia mucho el estiramiento muscular, la articulación de la columna y para ello en Pilates se emplean posturas que recuerdan a ciertas asanas de Yoga. También comparten la atención que prestan a la respiración durante el ejercicio, pero no se aplica del mismo modo. En definitiva, lo que los separa es su enfoque e historia. El yoga es más antiguo y en su desarrollo también intervienen elementos de meditación e implicación mental, e incluso, emocional y espiritual.

    About

    One Response to Las preguntas más frecuentes sobre el Método Pilates

    1. Pingback: ¿Por qué hacer Pilates? | Blog de mamá Orquidea Dichosa

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    WP-SpamFree by Pole Position Marketing