• Cómo lo hice yo

    by  • 15/07/2013 • Movimiento, Postparto, Testimonios • 4 Comments

    ... embarazada de 6 meses

    … embarazada de 6 meses

     

    Ya llevamos un par de semanas juntas y es hora de contar algo más sobre mí. Dar consejos parece fácil pero… ¿qué hay detrás? ¿De verdad he probado lo que os cuento? ¿Es realmente fácil intentar llevar a cabo una vida más o menos equilibrada y cuidarse por dentro y por fuera mientras te desborda todo lo nuevo que aporta un bebé en casa? Las que sois madres expertas sabéis que no, que todo es muy diferente con ellos, pero también mil veces MEJOR. La falta de tiempo se sustituye con dosis de ingenio y cada minuto se aprovecha el doble. Aún así lo que suele desaparecer cuando ellos aparecen en nuestras vidas son los planes, las horas muertas y determinadas prioridades, que se sustituyen por otras.

    Esta era yo antes de octubre de 2012:

    Foto 02-07-13 13 39 40

    Una persona muy activa, practico ballet clásico desde hace muchos años y lo enseño (lo mejor que puedo) en una escuela de danza muy familiar, muy entrañable y donde más que compañeros somos amigos. Un lujo.

    Para poder dar clase a mis peques, las tengo que recibir yo, porque el cuerpo se bloquea enseguida y tiene que estar ágil y a punto, ya que mis alumnas son de nivel iniciación y necesitan ver las cosas para poderlas asimilar. Así que soy una obediente y disciplinada alumna que asiste a 3 ó 4 clases semanales.

    También doy clase de Pilates a un grupo estupendo que han logrado un nivel bastante bueno y que disfrutan exigiéndose cada día un poco más.

    Además de estas actividades trabajo como periodista en un gabinete de comunicación. Mis otras aficiones: nadar. Mucho, mucho, mucho. Todo lo que puedo. Todo el año. Y patinar, y dar largas caminatas con mi perra.

     

     

    Y a partir de noviembre de 2012…

    Me entero de una noticia que me hace muy feliz: voy a ser mamá.

    Foto 03-07-13 11 18 16

    Os podéis imaginar que siempre hay comentarios para todos los gustos. Y así fue: como no podía ser menos, me tocó escuchar opiniones y consejos varios («ahora ya se te acabó toda la actividad»; «¿habrás dejado tus clases verdad?»; «ahora ya tienes que bajar el ritmo»; «el cuerpo ya no volverá a ser el mismo»…) ¡Qué motivador!

    Foto 02-07-13 13 39 45

     

    Afortunadamente, mi formación me aportó seguridad sobre lo que decidí hacer: continuar con mi actividad. Y la experiencia de escuchar, sentir y entender mi cuerpo, me fue guiando para explorar los matices y acertar con mis decisiones.

    El primer trimestre fui más cuidadosa. Muchas futuras mamis tenemos ese miedo inexplicable a que la cosa no funcione, y quise estar algo más quieta. ¡¡Me sentí fatal!! Acostumbrada a tanto movimiento, para mí era un horror estar tan quieta. Me daba paseos, continuaba activa y daba mis clases de profe pero paré con mis clases de alumna y esperé al momento clave de la eco de las 12 semanas.

    ¡¡Bien!! Todo parecía en orden, así que en cuanto pasamos este punto, retomé la rutina y todo me resultó muy fácil. Puse mucho cuidado en eliminar los ejercicios de impacto; me centré en notar la musculatura de la zona abdominal que es la que más cambia, para adaptarla a los ejercicios. Descubrí que el cuerpo es muy sabio y te da va dando indicaciones. Al haber trabajado mucho tiempo con actividad física y sensaciones me resultaba más fácil aprender e identificar señales. Los cambios, eso sí, se notan en cada uno de los trimestres.

    Lo que más cambia, desde el principio, es la frecuencia cardiaca. Respirar cambia. La sensación de agotamiento también. Hay que moderar el ritmo y adaptarlo. Los largos en la piscina no los hacía seguidos sino parando cada dos. La técnica de natación también hay que adaptarla y tratar de no forzar demasiado la curva lumbar.

    Estar tumbada boca arriba para algunos ejercicios es viable hasta entrar el 3 trimestre, ahí ya depende de la propia mujer y el bebé. Mi peque decidió en el 7º que era una postura que no le gustaba mucho, así que adaptamos los ejercicios.

    Foto 03-07-13 11 10 14

    Hice abdominales isométricos y estiré mucho la musculatura… ¡¡hasta el 8º mes!! porque aquí me encontré de cara con la relaxina, la hormona que vuelve más laxas las articulaciones y…a partir de aquí modifiqué mi rutina para cuidar este punto.

    Mi bebé nació en julio así que el último mes mi ejercicio diario fue la natación. El día antes del parto hice mis largos habituales. Como siempre, consultando y contrastando mitos… ¿si se podía nadar en una piscina antes del parto? ¿si había más riesgo de infecciones? Con ayuda de mi ginecóloga fui despejando las dudas médicas que podían surgir y de este modo llegué al momento del parto con total fuerza y sintiéndome muy bien.

    Julio de 2013: ¡ya soy mamá!

    Un parto estupendo. Un parto respetado. Rodeada de buenos profesionales y apoyada por otras mamis con experiencia que me orientaron para poder conocer y elegir cómo quería iniciar este camino. Aún así fue un parto que necesitó mucho esfuerzo: ahí comprobé que la preparación física es una ayuda extra.

    La recuperación fue excelente. Pocas molestias, PERO POR SUPUESTO ¡¡TRIPA BLANDA, Y KILOS!! de más… Pero aquí también lo tuve claro y es algo que intento contagiar a otras mamis: NO HE TENIDO PRISA para volver a la forma previa.

    Amigas, otras madres, otros ejemplos… me hablaban de su vuelta a la normalidad en meses, enseguida. Y no, tuve muy claro cuál sería mi plazo: UN AÑO MÍNIMO para pedirle a mi cuerpo que fuese el de antes.

     

    Foto 03-07-13 11 06 22

    He usado muchos de mis recursos pero también he comprobado ‘en mi cuerpo’ cosas que conocía desde la teoría, y he descubierto cosas QUE NO ESPERABA.

    1.- Me apetece volver a moverme pero NO ME APETECE ALEJARME DE MI BEBÉ.
    2.- Tener una rutina de entrenamiento es IMPOSIBLE. Me funcionan mejor los momentos improvisados.
    3.- Hay efectos del parto que esperas pero otros son novedosos. Entre las novedades: la PÉRDIDA ENORME de ELASTICIDAD en la COLUMNA, con mucho mayor riesgo de lesiones y dolor.
    4.- Aunque lo hayas trabajado y prestes atención, el SUELO PÉLVICO se debilita. Alucinante darte cuenta al saltar o correr meses después de dar a luz.
    5.- Perder peso no es lo más importante, CORREGIR LA POSTURA y trabajar la musculatura que sostiene el tronco es VITAL para evitar que la forma de tu cuerpo se distorsione.
    6.- «Manipular» 🙂 a un bebé que crece requiere fortaleza, resistencia y elasticidad. EL EJERCICIO NO ES UNA CUESTIÓN ESTÉTICA, las madres lo necesitamos para la crianza (previene DOLORES y LESIONES).
    7.- Es imprescindible COMER EQUILIBRADAMENTE DURANTE LA LACTANCIA.
    8.- La LACTANCIA PROLONGADA realmente ayuda a la pérdida de grasa. Lo empiezas a notar más allá del 6º mes.

    Estos hallazgos y muchos más son los que me hicieron cambiar de punto de vista sobre el entrenamiento y la recuperación de las madres. Me di cuenta de que hay miles de instrucciones y consejos sobre fitness y ejercicio pero hay ‘matices’ que marcan la diferencia y que son el secreto para que realmente encontremos el modo de sentirnos y vernos bien.

    Foto 03-07-13 11 52 30

     

    Al fin y al cabo, mi recuperación la he basado en lo que quiero  volcar en este blog: he porteado y he podido beneficiarme de todo lo bueno que tiene no separarme de mi bebé a la vez que me movía; lo primero que inicié fueron los ejercicios para el suelo pélvico y más adelante la natación. El PILATES ha sido fundamental para poder recuperar el tono muscular de manera equilibrada (aún me falta) y lo más divertido ha sido ir adaptando los ejercicios para hacerlos con mi bebé mientras cuido de él. Esta parte es muy creativa y evoluciona con cada etapa por la que pasamos, así que es el trabajo que más me motiva y una de las cosas que quiero compartir con vosotras.

    Ser una mami activa y en forma es posible.
    Espero poderos ayudar. Yo sigo aprendiendo y avanzando por este camino que me resulta tan motivador y enriquecedor.

    ¡¡Cuento con vosotras!!

    About

    4 Responses to Cómo lo hice yo

    1. 15/07/2013 at 3:06 pm

      Me ha encantado tu experiencia. A mi también me gusta practicar deporte, y durante el embarazo hice yoga, natación y muchas caminatas (me gusta caminar). Los dos partos fueron buenísimos y en cuanto pude fui retomando el ejercicio según las posibilidades (lo cuentas muy bien en tu post), aunque nunca he hecho deporte a nivel profesioanl como tú.
      Es increíble lo que cambia nuestro cuerpo y la capacidad de adpatación que tiene.
      Enhorabuena por tu post y a seguir practicando mucho!
      Besinos

    2. 18/07/2013 at 3:14 am

      Me encantó!! Como tú comparto la afición por el deporte y Pilates. Es complicado volver a la rutina de antes de estar embarazada, pero si buscas huequitos puedes volver a ponerte en forma. Gracias por tu post!!

    3. 27/08/2013 at 11:38 am

      Me he sentido totalmente identificada con tu experiencia, y es que cuando eres una persona activa la mejor terapia es sentir tu cuerpo en movimiento y ver cómo se trasforma durante el embarazo y en el postparto.

      Yo practiqué yoga, natación y mis propias clases e gimnasia para embarazadas hasta pocos días antes de dar a luz, y fue genial sentirme activa tanto hasta el final del embarazo como recuperarme rápidamente en el postparto.

      Me ha encantado tu frase: «EL EJERCICIO NO ES UNA CUESTIÓN ESTÉTICA, las madres lo necesitamos para la crianza». Totalmente de acuerdo .-) Porteo a mi bebé y nunca hubiese imaginado cómo el tono muscular de mi tronco y brazos se va adaptando al crecimiento del bebé…Tiene su lógica, pero nunca había caído en la cuenta, y lo noto sobre todo cuando cojo a otros bebés, ya sean más grandes o más pequeños que el mío.

      Un abrazo y a seguir disfrutando de la maternidad en forma 😉

    4. 11/09/2013 at 1:13 pm

      Grande Marta! Todo lo que comentas… el ejercicio es muy importante y disfrutar como tú lo has hecho es genial. Ya sabía muchas cosas de ti que has comentado, pero he conocido otras nuevas.
      Respecto a los comentarios de la gente, ese es otro tema aparte….jejeje.

      Besitos guapa!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    WP-SpamFree by Pole Position Marketing